31 ago. 2011

El cine de septiembre en el Museo Rayo

Mariana, Mariana

Alberto Isaac. México, 1985. Drama. 85 minutos.
Basada en la novela Las batallas en el desierto de José Emilio Pacheco (Guión de Vicente Leñero)
Carlos encuentra en el sepelio de su padre a Rosales, un antiguo compañero de escuela, y recuerda su infancia, cuando se enamoró de Mariana -la madre de su amigo Jimmy y amante de un político-, a la que fue a declarar su amor escapando de la escuela, por lo que sus padres lo reprendieron y cambiaron de colegio. Rosales le cuenta que Mariana se suicidó al ser abandonada por su amante. [Conaculta]

Jueves 1 de septiembre
hora 7 y 30 p. m.
Teatro al aire libre
Entrada gratis

  "Se acabó esa ciudad. Terminó aquel país. No hay memoria del México de aquellos años. Y a nadie le importa: de ese horror quién puede tener nostalgia." Casi al final de su novela, las palabras de Pacheco son demoledoras y expresan un profundo dolor por una Ciudad de México que ya no existe, pero que sobrevive en la memoria de quienes la han amado, como sobrevive en Carlos el recuerdo de Mariana.

13 ago. 2011

El día que nos mataron la risa . "Jaime Garzón: 12 años de ausencia...

Internet


Jaime Garzón fue asesinado hace 12 años en Bogotá.

Colombia recuerda hoy al periodista y humorista Jaime Garzón, quien fue asesinado por sicarios hace 12 años en Bogotá, cuando se dirigía a la emisora donde laboraba.

Jaime Garzón dio vida a través del humor a personajes como Dioselina Tibaná, Nestor Elí, Heriberto De La Calle, compañero John Lenin, Inti de la Hoz, María Leona Santodomingo, Godofredo Cínico Caspa, Emerson De Francisco y William Garra, entre otros, que retrataban fielmente la sociedad colombiana en todos los campos.

Su formación en derecho y ciencias políticas, su pasión por el humor y la realidad nacional le permitieron ver el contexto colombiano de otra manera.

Sus personajes decían lo que todo Colombia sabía, pero que nadie en público se atrevía a decir. Incluso, 12 años después todavía sus monólogos, a través de sus personajes, tienen vigencia; son como la memoria de que algo sucedió y está por suceder.

Podría decirse que el humorista, que tenía 38 años de edad cuando fue asesinado, hubiera tenido el don de la precognición, porque al ver las grabaciones de sus personajes es como si el tiempo no hubiese pasado .

Demanda al Estado

La impunidad ronda la muerte de Garzón, igual que la de los más recordados colombianos como Luis Carlos Galán y Jorge Eliécer Gaitán. Los tres denunciaron los problemas de su época; Gaitán en la plaza pública, Galán en sus proyectos político de transparencia y Garzón, a través de los medios. Tres G, que no han encontrado justicia.

Esta semana, la familia de Jaime Garzón demandó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) al Estado colombiano tras agotar los recursos internos para que el crimen no quede en la impunidad.
Garzón, al igual que Galán y Gaitán, sabía que lo iban a matar, pero nadie hizo nada por evitarlo. Versiones indican que buscaba dialogar con Carlos Castaño, a fin de esclarecer esos rumores que llegaba del lado de los paramilitares, puesto que habían instigado al ex jefe de las AUC para que ordenara su crimen.

Pero el tiempo se encargaría de develar que el lado oscuro del país veía en Jaime Garzón la piedra en el zapato, por eso la componenda para asesinarlo.

Después de 12 años, solo Carlos Castaño estando ya muerto fue condenado por el crimen de Jaime Garzón, que debería ser catalogado como una masacre porque tras él desaparecieron sus personajes, tal y como ellos lo presagiaron en algunas intervenciones.

En un intento por esclarecer el crimen de Garzón, la Fiscalía ha escuchado paramilitares, como Diego Murillo, ‘Don Berna’, y Freddy Rendón, alias Alemán, quien dijo en una declaración que "su asesinato fue un favor de las AUC al Ejército".

Actualmente, un fiscal de Derechos Humanos acusó al exsubdirector del DAS, José Miguel Narváez del crimen de Jaime Garzón, como presunto determinador, tras versiones de exparamilitares. De ahí, las versiones que indican que personal adscrito al DAS habría desviado la investigación.

Finalmente, un escolta de Carlos Castaño, identificado como José Gregorio Díaz, dijo en audiencia que “el Estado se prestó para cometer el crimen del periodista y humorista Jaime Garzón con las autodefensas”. Además, que en el asesinato están vinculados varios militares, pero cuando fue requerido por los nombres de los supuestos involucrados prefirió callar diciendo “que tenía temor por su vida”.
http://www.elheraldo.co/nacional/jaime-garz-n-13-a-os-de-ausencia-33424

8 ago. 2011

Festival de poesía , Pereira

-De muestra un botón:
PRELUDIO PARA DESNUDAR A UNA MUJER

Que esté, de preferencia, muy vestida.
Por eso es importante que las medias
sigan cada contorno de sus muslos: que disfruten
la pericia, el estilo del tornero
que supo darles curva de manzana,
maduración de fruto al punto de caída.
Goza de la tela perfumada
encima de los jabones y los ríos.
Acaríciala encima: su vestido
es la piel que ha elegido para darte.
Primero las caderas:
es la estación donde mejor preparas
el viaje y sus sorpresas. Cierra los ojos.
ya has pasado el estrecho peligroso
que los manuales llaman la cintura
y tus manos se cierran en los pechos:
cómo saben mirar, las ciegas sabias,
el encaje barroco de la cárcel
que apenas aprisiona dos venados
encendidos al ritmo de la sangre.
Si los broches y el tiempo lo permiten,
anula esa defensa: mientras miras sus ojos
deslízale el sostén. Y si protesta
es tiempo de estrecharla.
Acércala a tu boca y en su oído
dile de las palabras que son mutuas.
En un ritmo creciente, pero lento,
trabaja con los cierres, las hebillas,
los bastiones postreros de la plaza.
Aléjate y admírala: es un fruto
que pronto será parte de tu cuerpo
y tu sed de morderla es tan urgente
como la del fruto que anhela ser comido.
Has esperado mucho
Y tienes derecho a la violencia.
Deja que la batalla continúe
y que el amor condene a quien claudique.


Vicente Quirarte

"El Valle del Cauca fue el tercer departamento con más homicidios en 2010


Guaviare y Casanare ocuparon los primeros lugares, según lo reveló el informe Forensis, del Instituto de Medicina Legal.
Por: Elpais.com.co  Agosto 3, 2011
Ampliar
Cali y el Valle ocupan el tercer lugar en la lista de capitales y departamentos del país con el mayor número de homicidios por cada cien mil habitantes.
Así lo reveló ayer el reciente informe del Instituto de Medicina Legal acerca de la violencia que se registró en el país durante el 2010.
De acuerdo con el balance, el año pasado en la capital del Valle se presentaron 1.859 muertes, es decir una tasa de 83 fallecimientos por cada cien mil habitantes. Esta cifra sólo fue superada por las capitales San José del Guaviare, que tuvo una tasa de 123 muertes, y Medellín, una de 86 homicidios.
Luego de Guaviare y Arauca, el Valle es el departamento del país con la mayor tasa de crímenes: 78 por cada cien mil habitantes. Según el informe, durante el 2010 en la región ocurrieron 3.404 homicidios.
Pero estas cifras parecen no sorprender a las autoridades locales y regionales. Para el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, el alto número de homicidios en la ciudad se debe a la presencia del narcotráfico.
“No hay otra causa a la situación de violencia que enfrentamos en Cali. Todo se centra en la venta de droga y en la importación de las armas. Pero eso también sucede en Medellín y en otras capitales, porque se trata de un fenómeno trasnacional que desborda a los gobiernos locales”.
Sin embargo, el defensor del Pueblo, Andrés Santamaría, recordó que la falta de una política pública de seguridad en la Administración Municipal sí ha contribuído al aumento de la violencia en la capital del Valle.
“A mí no me sorprenden estas cifras porque es claro que en la ciudad y en el resto de la región se requiere una estrategia seria para atacar la violencia. Además, hay que mejorar los mecanismos de justicia, pues la impunidad también es un factor que incrementa las tasas de homicidios, debido a que el victimario siente que no va a ser castigado”, declaró Santamaría.
El panorama en el resto de municipios del departamento también es crítico: sólo nueve de las 42 localidades del Valle del Cauca registran una tasa por debajo de 50 muertes por cada cien mil habitantes.
Es así como en Vijes, Obando, La Victoria, San Pedro, Alcalá, El Águila, Ginebra, Jamundí y Buenaventura, al parecer, la violencia tiene un menor impacto que en el resto de la región.
El Dovio registró la tasa de muertes violentas más alta de la región: 233 homicidios por cada cien mil habitantes. Seguido por Roldanillo, con una tasa de 127; Toro, con 124; Versalles, con 116; El Cairo, con 113, y Palmira, con 99.
Frente a esta situación, el secretario de Gobierno del Valle, Rodrigo Zamorano, no quiso ahondar en los casos citados, aunque sí reconoció que uno de los propósitos del Gobierno departamental es mejorar estos índices de violencia.
“No conozco el último informe de Medicina Legal, pero nuestro balance es que la tasa de homicidios en la región es de 72 muertes por cada cien mil habitantes. Habría que mirar por qué aumentó. Puede ser que el total de la población sea menor al que nosotros tenemos en la actualidad. De todas formas, el compromiso es seguir trabajando en reducir los homicidios, pues es el delito más grave que existe”, declaró.

Disminución no convence

Aunque el informe de Medicina Legal reveló que en el 2010 hubo 258 crímenes menos que en el 2009, el Instituto de Medicina Legal advirtió que no se trata de una reducción significativa, teniendo en cuenta las campañas que hace el Estado para preservar la vida de los ciudadanos.
Y es que las estadísticas siguen preocupando a las autoridades y a la ciudadanía: el año pasado en el territorio nacional se registraron 17.459 muertes violentas. Lo que quiere decir que en el 2010 cada media hora ocurrió un homicidio en el territorio nacional.
Del total de estos casos, el 62% corresponde a personas entre los 20 y 39 años. Asimismo, la mayoría de las víctimas son hombres.
Según el informe, el domingo sigue siendo el día más violento en el país, con un total de 3.572 crímenes, seguido por el sábado y el viernes, con un balance de 2.859 y 2.341 casos respectivamente.

Otra de las conclusiones de la reciente publicación tiene que ver con el aumento de los homicidios en el área urbana. El año pasado el 78% del total de muertes violentas en el país, es decir 13.610, se registraron en las ciudades, un 5% más que en el 2009. Mientras que en la zona rural ocurrieron 3.849 crímenes, un 20% menos que en el 2009."

http://www.elpais.com.co/elpais/judicial/en-2010-asesinaron-ciudadano-cada-media-hora-en-colombia